Bar Liguria, un icono gastronómico de Santiago

La historia del bar Liguria en Santiago de Chile, nos recuerda cómo los hermanos Marcelo y Juan Pablo Cicali convirtieron un pequeño restaurante de comida casera en un icono de Santiago.
Cuando el abuelo de los Cicali, al emigrar de Génova, Italia, por la guerra en los años 20, llegó a Santiago, montó el restaurante Los Tres Mosqueteros, un bar donde se vendía vino y comida casera.
El 10 de Agosto de 1990, en Providencia,  su padre Juan Cicali Maldonado, abrió un local donde trabajaban 6 personas.
Marcelo Cicali se dio cuenta en el año 96, que era algo más que un restaurante. Se percató por el tipo de gente que iba, por las conversaciones que se escuchaban en las mesas, que él se daba cuenta como dueño del bar.
Al poeta Jorge Tellier, quien llegaba todos los días por una copa de vino al local de Tobalaba, se sumaron músicos –Los Tres, Javiera Parra, Cuti Aste, Carlos Cabezas– y periodistas como Patricio Fernández, creador de The Clinic, cuyos primeros números se repartieron en la terraza del Liguria de Manuel Montt.
“Porque nuestro trabajo no ha sido solamente vender comida y vino. Ha sido dar una experiencia. Y eso no es solo la comida, sino hacerte sentir en casa.”
Marcelo Cicali, el dueño y gerente, junto a su hermano Juan Pablo, que lleva la administración, dirigen el bar Liguria con su sobrina Francisca (hija de Juan Pablo), que ahora también trabaja con ellos.
Marcelo se quedó con el primer Liguria de su padre en el año 90. Le empezó a ir bien y entonces su padre puso el Liguria de Manuel Montt, en 1993. En el 1995 Marcelo se quedaba en el Liguria de Tobalaba y su hermano en Manuel Montt.
Hace 25 años nació el primer local en Tobalaba. Hoy, Juan Pablo y Marcelo Cicali manejan un imperio gastronómico con su cuarta sede en Lastarria.
El cuarto Liguria de Lastarria, es el más grande de todos, con capacidad para atender a 400 personas al mismo tiempo.
En total son cuatro restaurantes, Luis Thayer, Manuel Montt, Pedro de Valdivia y Lastarria.
Varias de las recetas que podemos encontrar son los riñones al jerez, las guatitas, el conejo y la cazuela son la piedra angular de las cocinas de Chile.
Por el Liguria han pasado Richard Branson, el cantante de Café Tacuba, cocineros célebres como Acurio, Ferrán Adriá, y Santi Santamaría. Todos se impresionan con los mariscos chilenos. Para los Cicali es un deber cuidar al cliente.
Lo que les importa es de qué manera pueden poner en valor sus comidas, sus bebidas, ciertos aspectos de la cultura patrimonial, para que no se pierdan.
Llegó a las librerías “Liguria: memoria y sabor”, el libro que en sus casi 300 páginas reúne 90 emblemáticas recetas de este bar. “Queremos que sea un libro que esté en la cocina, que cuando te estés tomando una botella de vino con tus amigos te rías con él”, dice Marcelo Cicali. “Este libro no está pensado para ser decorativo”.
“Hoy tenemos más bares, más mesas, pero hay algo que se mantiene intacto desde el invierno de 1990: nos sigue gustando el hueveo, la gente, cantar, comer, beber y amar.”
Es un negocio que ha dejado huella en la industria gastronómica, un icono de la ciudad de Santiago.

 


Degust