Patricia Padrón, nutricionista en el centro Youtopia

Youtopia es un centro deportivo en Santiago de Chile que ofrece a sus clientes planes deportivos tales como fitness, natación, ciclismo indoor, baños de contrastes fríos y calientes, sauna y zonas de estiramiento.
La finalidad de ofrecer un circuito deportivo integral es entregar un plan de entrenamiento según el perfil, intensidad y meta del usuario, el cual tendrá una fase de entrenamiento y una de recuperación.
En el Área de Salud, intervienen con medicina deportiva y kinesiología para estar siempre bien.
La encargada de la Nutrición en Youtopia es la nutricionista Patricia Padrón, especialista en nutrición clínica y obesidad. También atiende pacientes con síndrome metabólico y trastornos de la conducta alimentaria.

Hoy en nuestro Magazine hablamos con ella sobre Salud y Nutrición.

Buenos días Patricia, te agradecemos que nos dediques tu tiempo para conceder esta entrevista personal para nuestro Magazine.

– Cuéntanos, ¿cuál es tu función en el centro Youtopia?

Estoy a cargo del programa “Pérdida de Peso” y dentro de las áreas a la consulta vía nutrición tengo la parte de atención de pacientes con trastornos metabólicos de obesidad y síndromes de conducta alimentaria, donde nos hemos centrado en atender a pacientes que tienen un sobrepeso, desde moderado a severo con un porcentaje de IMC (Índice de Masa Corporal) importante y poca masa muscular, centrándonos además en pacientes con un nivel de grasa visceral importante, que es uno de los riesgos más grandes que tiene un paciente con sobrepeso y que sea sedentario, que acumula grasa a nivel de las vísceras, generando un riesgo cardiovascular. Le damos al paciente un plan nutricional específico y dentro del servicio hemos hecho un análisis detallado de todo lo que come, por tanto este servicio se llama Valoración Dietética Nutricional, donde se analizan calorías, vitaminas, minerales, calcio, hierro y todos los nutrientes. Posteriormente el paciente sabrá qué nutrientes están faltando en su alimentación y cuál es el exceso. Esto ayudará para que el paciente tome conciencia del daño que puede causar lo que ingiere y la mala distribución de sus alimentos. Contamos con una doctora que nos ayuda como médico tratante y una vez que tiene su plan nutricional específico, es atendido por una psicóloga quien le ayudará en la conducta alimentaria.

– Tú eres especialista en nutrición clínica y obesidad, ¿qué es la obesidad?

Es un cálculo que hacemos de la estatura (que se multiplica al cuadrado) dividiéndolo entre el peso, el cual nos dará un valor que a su vez será el diagnóstico de tener un peso normal, un bajo peso, una anorexia, sobrepeso o una obesidad. En nuestra área de nutrición, para poder diagnosticar la salud en un paciente, el IMC sería nuestro primer indicador; si el IMC está sobre 25 podemos hablar de sobrepeso leve o moderado y si el IMC está en 30 ya es obesidad, que significa que es una enfermedad donde al paciente ya le está generando problemas a nivel cardiovascular, está formando placas de ateromas en sus arterias y puede estar incubando una resistencia a la insulina o factores de riesgo cardiovascular a futuro.

– ¿Cuáles son los métodos más implementados para tratar este problema?

Lo primero es que el paciente incorpore calidad de vida saludable y que a su vez entienda que es una enfermedad, que no es por estética y que lo tiene que hacer por salud. Cuando logramos que el paciente entienda todo esto, podemos comenzar a cambiar los hábitos en él y su familia, para que el paciente no se sienta aislado, comiendo al final de la mesa una dieta estricta y el resto normal. Para eso es la psicóloga, que nos ayuda en el factor familiar para cambiar el estilo de vida y que esto resulte favorablemente, incentivando el deporte, porque no sería de mucha ayuda que el paciente baje de peso y después no haga más deporte, la idea es que siga manteniendo el ritmo del deporte y que mejore su calidad de vida.

– ¿Qué objetivos y resultados alcanzan los clientes del centro con tu ayuda?

Muy altos, si habláramos en cifras diría que el 70% que vienen a la consulta, logran bajar de peso, lo cual considero que es alto. ¿Quiénes no resultan? Los que no vuelven, puesto que dentro de los márgenes mundiales, entre un 10% y 15% que desea una vía rápida con medicamentos anorexiantes que no hacemos en el centro. Nosotros educamos al paciente en hábitos saludables.

– ¿Sabes cuáles son los nutrientes que se necesita para estar sano?

Sí, lo primero es proteína, de alto valor biológico, de origen animal como clara de huevo, carnes magras (carnes blancas, de preferencia pescado que sigue siendo el nutriente más sano y tiene gran porcentaje de Omega3), pollo, pavo, carnes rojas (dos veces por semana), los lácteos como un aporte de proteína, el cual es un nutriente que no se debe sacar de la dieta, puesto que es importante para que el bebé, niño, adolescente y adulto guarde calcio en sus huesos. Lo segundo serían las vitaminas del complejo B, que las obtenemos de las frutas y verduras o de algunas carnes. Esa vendría a ser una deficiencia que tienen los vegetarianos: la baja de hierro (que tienen las carnes) y complejo B. Como tercer nutriente importante tenemos los hidratos de carbono, que nosotros apuntamos a que tenga fruta e hidrato de carbono en forma de pan integral o harinas integrales, no refinados. Por último tendríamos la grasa, que la necesita el ser humano en pequeñas cantidades para sus procesos normales de hormonas, por tanto no se puede tener “Cero Grasa”, pero lo que potenciamos es que la grasa que ingiera el paciente sea de origen vegetal, como por ejemplo el aceite de oliva, frutos secos, pero no las grasas saturadas.

– ¿Cuántas comidas deberíamos hacer al día, y qué deberíamos incluir?

Cuatro comidas siempre, dependiendo las jornadas laborales que tengas. Si partes muy temprano en la mañana, jamás salir sin desayuno, tener un brake a media mañana para comer alguna fruta, dos litros de agua pura durante el día, el almuerzo alrededor de las 13:00h o 14:00h que tenga una proteína, un hidrato de carbono, una buena porción de verduras de preferencia de 3 colores y esa es la fórmula, que sean colores intensos. A las 17:00h otro brake para una fruta y a las 21:00h la cena, eso sería una pauta sana para una persona que quiera mantener un peso sano.

– ¿Crees que la gente en general tiene una buena alimentación?

No lo creo, me parece que la tenían en casa cuando eran pequeños, pero esto ha cambiado con el actual ritmo de vida. No desayunan o almuerzan, haciendo que coman cualquier cosa rápida y llegan en la noche a comerse todo lo que no comieron en el día. Están al revés, comiendo mucho en la noche y subiendo de peso por estar mal alimentados.

– Vamos a hablar sobre las dietas, ¿cómo las definirías y a quién van destinadas?

Las dietas se definen en base al metabolismo basal y se calculan uno por uno al paciente, puesto que todos ellos no tienen las mismas características físicas o si ya vienen con alguna enfermedad como la diabetes, hipertensión, un síndrome metabólico, ácido úrico elevado, etc. Una vez que se tienen los resultados de los exámenes y tomando la medida de la cintura, puesto que en hombres se aumenta el riesgo cardiovascular si ésta tiene más de 90cm de diámetro y las mujeres más de 85cm. Hay que considerar también que algunos pacientes pueden tener intolerancia a la lactosa o que son celíacos. Una vez obtenida toda esa información, recién se puede calcular la dieta.

– Respecto las dietas, ¿hay algún caso de algún paciente que te haya llamado más la atención?

Hay muchos pacientes que recuerdo porque han sido súper ordenados y por la gran mejoría que tuvieron durante el tratamiento que hemos tenido a lo largo del tiempo en Yutopia, que han bajado hasta 15kg de grasa sin perder masa muscular. Esos casos nos quedan marcados por ser una linda experiencia.

– ¿Qué opinas sobre la nutrición en los adolescentes de hoy en día?

Muy mala, sumado a que en los últimos tiempos el consumo de alcohol ha sido excesivo, entonces se ve un desbalance muy alto y hacen dietas “de moda”. Realmente son muy pocos los adolescentes que vienen a pedir ayuda, pero por otro lado hay algunos que sí son ordenados y están siempre haciendo deporte.

– ¿Cuál es la primera recomendación para que los adolescentes se alimenten adecuadamente?

En principio que hagan deporte porque si no están bien alimentados no van a rendir como esperan al momento de hacer nuevamente deporte y es ahí cuando deben venir a pedir ayuda. Una vez en el centro los ordenamos y les encontramos el sentido lógico de su actuar.

– ¿La alimentación varía dependiendo de la edad de la persona?

Varía totalmente, en el caso de los adolescentes, por ejemplo, puesto que pueden estar en proceso de crecimiento, no se puede ser muy restrictiva. Si es un niño, no se puede hacer bajar de peso a un niño, pues la idea es que mantenga su peso y no suba porque va a crecer. En el caso de embarazadas cambia totalmente la dieta, en un adulto mayor o abuelito también es diferente, por tanto para cada etapa de la vida se tienen diferentes hábitos alimenticios.

– ¿Los buenos hábitos alimenticios son iguales para todas las culturas?

No, porque por ejemplo la cultura asiática tiene una alimentación diferente, al igual que la occidental, la africana. Por tanto considero que en este tema hasta la religión influye en la parte alimentaria, porque cuando te llega un paciente ortodoxo, rabino, yo debo saber que no puede mezclar esto con aquello por su religión. Eso también se hace, se calcula y se respeta.

– ¿Es importante mantener horarios regulares para las comidas?

De todas maneras, cada cuatro horas, para no tener periodos de hambre. Eso sería lo mejor.

– ¿Qué relación tienen el dormir bien y la alimentación?

Es la primera causa, de las personas que hacen turnos de noche, de la obesidad. Un médico, enfermera o guardias que trabajan de noche duermen poco y comen más azúcares para mantenerse despiertos, también los pacientes que tienen trastornos del sueño o con insomnio tienden a tener sobrepeso.

– ¿Y en cuanto a las bebidas?

Definitivamente como primera hidratación del cuerpo humano sería el agua pura, como segunda hidratación vendrían los jugos de frutas naturales (no envasados o con aditivos) y la tercera opción son jugos envasados sin azúcar adicionada o las limonadas preparadas en casa. Pienso que sería una buena alternativa. Las bebidas gaseosas están a la mano, pero jamás debe ser la principal hidratación del cuerpo. Una buena alternativa en la época de invierno son las infusiones también.

– Para concienciar a la gente, ¿podrías explicar los principales peligros de las dietas milagro?

Bajan de peso rápido, rebotan demasiado y no enseñan a comer al paciente. No son sostenibles en el tiempo.

– ¿Crees que la dieta mediterránea es una pauta sana a seguir?

Sí, mundialmente respaldada en todos los congresos, sigue siendo esa y una nueva de nombre DASH, que es para un paciente que tiene hipertensión y que adapta la mediterránea con ésta.

– ¿Qué otras recomendaciones puedes darnos?

Recomendaciones a nivel mundial, pues que la gente empiece a hacer deporte, primero te va a dar salud mental, que si estás trabajando mucho te va a liberar de todo el stress, hay producción de endorfinas que eso también es una alegría, tonificando los huesos, llegarás a una edad superior con mejor vitalidad y evitarás que se pierda la masa muscular. Considero que es la única manera de llegar en muy buenas condiciones, sano de corazón, cuerpo, mente y tener una alimentación acorde a tu persona.

Patricia gracias por tu amabilidad, esperamos en otra ocasión seguir hablando contigo de temas tan interesantes.

Degust